miércoles, 2 de diciembre de 2009

Hablando de Radiestesia en la Habana


En el contexto del XII Taller Internacional “Nueva Ciencia Política realizado en la Universidad de la Habana el 18 de noviembre de 2009 ofrecimos una conferencia ante un auditorio de diferentes paises.

INSUFICIENTE DIVULGACIÓN SOBRE LA RADIESTESIA FISICA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Por Carlos Rafael Diéguez Batista

CONFERENCIA

Buenos Días.

La radiestesia como hecho físico indica que desde la Ciencia se requiere apelar a un conocimiento mínimo de los hechos que la avalan. También en lo científico porque se trata de un problema cultural que distintas civilizaciones han arrastrado y le han dado un lugar o desterrado, según los individuos, tal y como se ha producido en Occidente en los últimos siglos.

El fenómeno radiestesia ha encontrado detractores en algunos hombres de la ciencia y autoridades del Estado al considerarla una disciplina seudo científica que pretende la existencia de elementos sobrenaturales. Quienes así piensan asumen una postura reduccionista del problema.

Si los medios de comunicación divulgaran las bondades de la radiestesia la sociedad estaría a tono con las crecientes necesidades de conocimiento que la población y el Estado requieren. Existe un creciente deseo de obtener más rendimientos en las inversiones que se hacen en diferentes sectores. Por ejemplo la prensa radial y escrita tiene una cuota de responsabilidad en
"denunciar" literalmente, que no debemos seguir construyendo casas y edificios sin tomar en cuenta la nocividad de los terrenos. Para eso no hay que ser experto en Medicina del Hábitad o Feng Shui. La radiestesia pudiera resolver este problema si estuviera en manos de otros sectores poblacionales e institucionales.

Son innumerables las experiencias radiestésicas, entre otras, la localización de objetos perdidos, el alumbramiento de pozos de agua, vetas minerales, la localización de proyectiles, obuses y minas que permanecían enterrados sin explotar de la Primera Guerra Mundial, siendo capaz incluso de indicar si eran de fabricación francesa, alemana o austriaca.

La radiestesia en Cuba comenzó aplicarse a los finales de la segunda guerra mundial cuando se hicieron clínicas en nuestro país, vinieron radiestesista de Europa, pero no proliferó mucho. Hoy en la Salud Publica cubana hay un boom en la radiestesia, en los terapistas florales, los homeópatas, los que trabajan con la medicina natural y tradicional y la medicina oriental fundamentalmente.


La Radiestesia tiene la propiedad de biorrecepción y es una técnica que el humano aplica sobre su propia psiquis para alcanzar mayores conocimientos. En Cuba grupos de investigadores estudian las incidencias de la radiestesia en la Salud de humanos y animales. Existen Programas Ramales a nivel nacional coordinados por varias instituciones entre las que se encuentra el Ministerio de Salud Pública que tienen en cuenta los fenómenos radiestésicos.
En México los pozos los ubican por radiestesia al igual que los campesinos cubanos. La Radiestesia se utiliza en la arqueología empíricamente. Los buscadores de tesoros de nuestro país y del mundo, el método principal que usan es a través de esta disciplina. El Doctor cubano Leodegario Lufriú Díaz Ingeniero Geofísico plantea: “Cuba está considerada, uno de los países que ha logrado en los últimos años un avance significativo desde el punto de vista científico en el tema. Durante mucho tiempo los rusos habían liderado la radiestesia mundial pero parece ser que con el cambio que ellos han sufrido, la apreciación que yo tengo es que Cuba ha ocupado ese puesto”.Esta consideración es expresada igualmente por especialistas españoles, alemanes, rusos, brasileños, chilenos, bolivianos y argentinos que consideran a Cuba como el líder mundial en la temática, en este sentido se reconoce la introducción de los registradores eléctricos en la práctica de la radiestesia.

Especialistas cubanos han demostrado que la radiestesia es capaz de señalar el mejor lugar para que los animales pernocten y no sean atacados por energías negativas que puedan enfermarlo, de esta forma se demuestra este fenómeno no solo determina donde está el problema sino que puede evitarlo.

El Doctor Antonio Armas Vázquez considera que la divulgación es esencial para el conocimiento y desarrollo de la radiestesia en la sociedad y hay que promocionarla más en los medios: “Antes que todo su historia, hechos y hallazgos, donde se deja en claro como contrapartida, cierta inercia académica y periodística por divulgar su objeto y campo de aplicaciones. Muchos periodistas reproducen la información que recogen pero no le dan seguimiento. No existen “críticos” o personal especializado que busque contrastar datos y opiniones en esta materia...
Otro aspecto seria detectar los distintos intereses que alrededor de esos conocimientos se desarrollan como parte de su aceptación o no de los mismos. Divulgar cómo las Zonas Geopatógenas, constituyen un factor epidemiológico mas a tomar en cuenta, puede ser que moleste a alguna compañías de seguros, pero en cambio contribuiría a prevenir enfermedades”.

El fenómeno Radiestesia como tal, no es solo un problema científico, es social, económico, político, cultural, comunicativo. Etc y por lo tanto es un problema filosófico sobre el cual existe una tradición que la Antropología de la Comunicación debiera abordar.
Desde ese punto de vista no se requiere ser un Radiestesista para abordar y divulgar con seriedad el problema en toda su magnitud. - léase todos los ámbitos que abarca el fenómeno: Científico, cultural, social, antropológico. Es útil y necesario que los medios de divulgación "contribuyan" a dar a conocer el fenómeno en todas sus dimensiones. Esta es la parte filosófica.

En estos momentos no hay suficientes trabajos científicos que esclarezcan desde la Física el problema en lo teórico.
Sobre la Radiestesia llama la atención la poca o nula preocupación sobre el problema, ya que no existe instancia a nivel nacional ni
internacional puestas de acuerdo para abordarlo, sin percatarse que el fenómeno radiestesia tiene que ver con las perspectivas de desarrollo de la Humanidad en órdenes de intereses estratégicos, sociales y políticos.
La labor no puede esperar porque un conjunto de expertos se pongan de acuerdo en qué es el fenómeno, ni mucho menos tratar de divulgar solo el que consideramos mas acertado, sino también: de rescatar la Memoria Histórica del Problema.

Los medios de comunicación en Cuba están en condiciones de promover los usos de la radiestesia y precisar los beneficios que reporta para la sociedad, Radio TAINO lo hace y algunas emisoras en el interior del país. Develar en lo posible perjuicios y confusiones, como las de referir el fenómeno solo al ámbito psíquico por individuos o de sectores especializados, etc
Los medios pueden y deben llamar la atención sobre la Complejidad del Problema que requiere la integración y sinergia de diferentes Métodos, de análisis, -no solo de inferencias lógicas porque la Lógica Especial de su Objeto Especial no esta únicamente en la compresión de las radiaciones naturales y artificiales, sino en la Naturaleza del Fenómeno en conjunto
que tiene que ver mucho con la Filosofía de la Tecnología actual, de la Antropología del Hombre. De los conceptos de Salud, Energía, Equilibrio, Sincronicidad, Emergencia de procesos y hechos multidimensionales, multirreferenciales e interactivos.

La radiestesia en los Medios es prácticamente un tema de contexto inédito (de ahí la Novedad) que requiere de creatividad y por lo tanto de salirse de los lugares comunes. Necesidad de Acreditación de Estudios al respecto. Por ejemplo en las Facultades de Medicina se continúa explicando las reacciones del cuerpo humano con base en la Bioquímica desconociendo los biofísicos, del mismo modo que se soslaya la electricidad del cuerpo humano.La Industria Farmacéutica sigue prediseñando los estudios
médicos en gran parte.
Otro ejemplo aun mas llamativo, es que ni si quiera conceptos como Zonas Geopatógenas o Meteoropatías-que son factores epidemiológicos- se divulgan y conocen.
La introducción de nuevos temas en la población no debe solo estar cargo de los Discoveris, Documentales científicos y revistas especializadas o libros; hay que abordarlos en forma de debates sistematizados por la prensa. La divulgación contribuiría a la introducción y manejo por el público que le interesa, todo lo que le resulta vital, todo lo que tenga que ver con la introducción de controles nuevos de calidad y de gestión de la calidad junto al manejo de las radiaciones; el ruido, la humedad, ionizacion de los locales, problemas de formas constructivas y localización
que afectan a los seres humanos, los animales y las plantas.
A la prensa y sus órganos de divulgación les toca demostrar también que las instituciones surgen como consecuencia de que en la sociedad aparecen necesidades, como resultado de su propio desarrollo y que el problema planteado es además, el componente o cualidad que caracteriza al proceso conciente de los seres humanos en su vínculo con la necesidad social, siendo a su vez el punto de partida del proceso (estado inicial que es
capaz en el desarrollo del mismo arribar a su satisfacción).
Hay preguntas básicas tales como: ¿por qué los físicos y por lo tanto, periodistas, historiadores, sociólogos y hasta filósofos de la ciencia actualizados o con buenas fuentes de información, llegan a mantener modelos de explicación de fenómenos radiestesicos y
bioenergéticos esencialmente diferentes?
¿Se trata de un fenómeno que hay que demostrarlo científicamente? Si como tal es objetivo -y ya esta mas que constatado- ¿Por qué no seguir su curso por otras disciplinas que alimenten la opinión pública y la inciten a debatirlo y experimentar, para acabar con tanta charlatanería y confusión que nos dividen y desalientan?
Los medios deben amplificar los criterios de los profesionales del fenómeno como los del Profesor Juan Carlos Russo, Presidente de la Asociación Argentina de Radiestesia miembro de la Delegación de GEA España en Argentina y Secretaría de Comunicaciones de la Unión Científica Internacional de Radiestesia ( UCIR.) quien asegura: “ El que se acerca, libre de prejuicios, y aprende los conceptos básicos de la Radiestesia, y la practica asiduamente, tiene un cambio total en la manera de ver y vivir las cosas. En síntesis les cambia su modo de pensar y obrar”
El experto considera además que desde mediados del siglo XX se ha dado un avance espectacular en la radiestesia señalando: “ la cantidad de Tesis aprobadas , la aceptación de las cátedras y tutores en admitir un tema controvertido, ha dado impulso para que en otros lugares se intente avanzar hacia metas similares.-
En otros países, como España, Gran Bretaña, USA., Canadá, México, Chile, Brasil, Colombia, Argentina, Perú, Bolivia, Venezuela, Francia, Italia, Austria, Alemania, Rusia, Grecia, Vietman, Japón, China,. India, Suiza, República Checa, Eslovenia, Polonia, Rumania, Bulgaria, Uruguay, Nueva Zelanda, Australia, Letonia, Suecia, etc. La lista no puede abarcar todas las Naciones, se esta desarrollando la materia a un nivel científico extraordinario”.

Cuando realizamos un análisis histórico de la ciencia nos percatamos que ninguna teoría completa está en condiciones de explicar todos los aspectos de un fenómeno y que siempre es necesario recurrir a teorías alternativas. El Dr cubano Laureano Orbera Hernández afirma : “Un médico con un péndulo, con una varilla, con unos imanes y con una pirámide puede hacer maravilla en el mundo fundamentalmente en los lugares donde no hay nada. Por ejemplo en África. Si nosotros vamos a esperar que todos los que viven en ese continente tengan un somatón, un hospital clínico quirúrgico y todos los medicamentos, los problemas de esa parte del mundo no se resuelven ni en mil años. Sin embargo si nosotros utilizamos la medicina energética con métodos diagnósticos como la radiestesia o la kinesiología, eso sería un avance tremendo para estos pueblos que en estos momentos no tienen absolutamente nada”.

Se impone la pregunta ¿Es insuficiente o NO la divulgación sobre la radiestesia física en los medios de comunicación?